23 jul. 2011

'Cars 2'

Imagen de Cars 2 con Rayo McQueen y Mate

En la primera parte el protagonista indiscutible del film era un Rayo McQueen veloz, altanero y engreído que tuvo que aprender que la victoria en una carrera no lo es todo, que hay sentimientos y valores que están por encima del éxito, como la amistad. La trama se desarrollaba principalmente en Radiador Springs, un pueblo perdido de la Ruta 66 que no recibía visitantes porque la autopista desviaba a los coches del paso por el pueblo.

En esta segunda parte la trama se complica y se aleja geográficamente del comienzo de la historia. Además, Rayo McQueen y las carreras de coches pasan a un segundo plano, eclipsados por Mate, el mejor amigo de McQueen que se convierte en el centro de toda la historia.

Rayo vuelve a Radiador Springs para pasar las vacaciones de verano pero será invitado a paricipar en el primer Grand Prix Mundial con combustible renovable. Junto a Mate y su equipo, McQueen llega a Tokio para participar en la primera carrera del campeonato. A partir de este momento Mate se convierte en el centro de atención pues es confundido con un agente secreto norteamericano. A raíz del malentendido, el amigo de Rayo se verá envuelto en una misión al más puro estilo 007.

Esta segunda entrega tiene más acción además de poseer una trama más elaborada. Se recrean escenarios como Londres, Tokio e incluso Mónaco, bajo el nombre de Porto Corsa, con un gran realismo y aparecen personajes conocidos como El Papa a bordo de su Papa Móvil o la Reina de Inglaterra. Puestos a dar realismo a la película, no podían faltar las representaciones de grandes pilotos de Fórmula 1 como nuestro nacional Fernando Alonso y Hamilton.

El film, en general, es entretenido, con toques de humor y giros inesperados para mantener atentos tanto a adultos como a niños. Quizá la primera parte se hace un poco pesada, ya que la película empieza con la misión de los agentes secretos y hasta que no se avanza más en el film, esas escenas parecen un poco fuera de lugar.

Nota Making Of: 7


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of