1 jul. 2011

Gregory Peck: una leyenda del cine

Gregory Peck


En los años cuarenta aparece un joven atractivo que se convertirá con el paso del tiempo en un gran emblema del cine norteamericano, Gregory Peck. Nació en La Jolla, un pequeño municipio de California en el año 1916. Tuvo una infancia marcada por una estricta educación católica, pero a pesar de ello, sus padres se divorciaron cuando aún era un niño. Siguiendo los estudios que había llevado a cabo su padre, Gregory Peck decide emprender los estudios de medicina en la Universidad de Berkley aunque sin éxito porque gracias a la participación en el grupo de teatro de su facultad, se da cuenta de que su verdadera pasión es la interpretación. Es por este motivo por el que decide realizar sus estudios de interpretación en Nueva York.

Su primer debut en la gran pantalla se produjo gracias al director Jacques Tourneur que le ofertó un papel en la película Days of Glory (1944). Pero la película que logró consolidar su carrera como actor fue Las llaves del reino (1944), dirigida por John M. Stahl, con la que Gregory Peck consiguió su primera nominación al Óscar.

Actor considerado carente de versatilidad, supo sacar el máximo partido a su físico y dotar a todos sus personajes interpretados de esa mirada intrépida y penetrante dando lugar a una gran solidez escénica.

Una de sus mejores bazas fue saber defender su independencia dado que en aquella época las figuras cinematográficas más relevantes permanecían unidas a sus productoras. Gregory Peck, en cambio, firmó contratos simultáneos con cuatro compañías diversas como los son RKO, 20th Century Fox, Selznick Productions y Metro Goldwyn Mayer. Esta independencia le permitió protagonizar papeles en diferentes géneros cinematográficos.

En los años cuarenta, por sus interpretaciones en las películas de El despertar (1946) de Clarence Brown y Almas en la Hoguera (1949), de Henry King consiguió nuevas nominaciones al óscar, premio que se le resistió hasta el año 1962 que gracias a su actuación en la emblemática película Matar un Ruiseñor, logró el Óscar al Mejor Actor Protagonista.

Gregory Peck desde los años cuarenta llegó a participar en más de treinta películas pero su declive cinematográfico comenzó a partir de los años setenta. A pesar de ello, no dejo aparcada su carrera cinematográfica, puesto que nos deleitó con su presencia intermitente en la gran pantalla hasta finales del siglo XX.

En sus últimos años estuvo muy implicado en la expansión de la vida cultural de Los Ángeles. Gregory Peck, además, estuvo implicado en varias obras sociales lo que le permitió ser obsequiado con el premio Jean Hearsholt por su filantropía en el año 1967. Es por este motivo por el que presidió la Sociedad Americana del Cáncer, el Instituto Americano del Cine y la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Gregory Peck murió en el año 2003 con 87 años de edad.

2 comentarios:

  1. Creo firmente que Gregory peck tenia un carisma especial, no solo como actor sino tambien como persona por lo que he leido aqui, ademas de ser creativo parecia simpatico y afable dejando su fisi co atractivo a parte que es evidente , lo que mas resata son sus ojos profundos su cabello negro.
    Para mi es uno de los actores mas simpaticos y repito que la simpatia que es para mi muy importante hace juego con su talento, audacia y gran interpetre

    ResponderEliminar
  2. Anonima perdon no confundamos
    Bien pues a parte de lo ya comentado, su lucha contra el cancer dice mucho de Gregory Peck, ha sido todo un personaje , carismatico, buen actor, excelente personalidad , carcter indivdual , eso es importante no dejar que otros lleven sus riendas, y para mas elogios imponente su aractivo. fima una usuaria admiradora de Gregory Peck .

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of