28 jul. 2012

'El caballero oscuro: La leyenda renace', y no decepciona

Tras el apoteósico final (y principio, en realidad) de El caballero oscuro, muchos estábamos ansiosos por saber de qué modo pondría el punto final Christopher Nolan de la que posiblemente sea la mejor adaptación cinematográfica del comic de Batman. No era fácil superar la presencia de Joker, interpretado por el fallecido Heath Ledger ni la breve pero deliciosa interpretación de Maggie Gyllenhaal pero Nolan tenía algún que otro as bajo la manga.  

El caballero oscuro: la leyenda renace tiene menos matices de batalla psicológica si la comparamos con la anterior; en su lugar, pasa directamente a la acción, con la astucia que caracteriza a Batman y la violencia cargada de emotivismo esperable de sus adversarios. Pero, consciente de las expectativas generadas, Nolan no se conforma con poco y nos presenta, además de espectaculares efectos especiales y un guión rápido pero maduro que gira en torno a la venganza la presencia de un equipo de interpretación que convence hasta al más escéptico.

Empezando por el mismo Christian Bale, que interpreta a un Batman acabado, deprimido tras la muerte de Rachel y con un físico deplorable pero que vuelve a vestirse de negro al cruzarse en su vida dos mujeres que no difícilmente le pasan desapercibidas. Una defensora del medio ambiente dispuesta a invertir en empresas Wayne que, en la piel de la siempre brillante Marion Cotillard dará más de una sorpresa, y una excepcional Anne Hathaway, que no deja de sorprender en cada una de sus interpretaciones, mucho menos cuando se pone en la piel de la mismísima Catwoman.

Por razones de argumento, poco se puede decir de la influencia que estos personajes van a ejercer sobre Wayne/Batman en esta tercera entrega en su lucha contra el mal de Gotham, que esta vez viene de la mano del villano Bane y que retomará una lucha que parecía finalizada con el fundador de la Liga de las sombras. Tampoco fallan Michael Caine y Morgan Freeman, siempre sabios y dispuestos a ayudar, cada uno a su manera, al imprevisible Wayne. 

Seguir escribiendo me parece demasiado arriesgado, pues uno de los puntos fuertes de la película es estar en el cine con la adrenalina al máximo, casi sin apoyar el cuerpo en la butaca del cine, esperándo a conocer cuál será el próximo paso. El caballero oscuro: la leyenda renace, es mucho más que un blockbustery, si miramos más allá de lo que podría parecer que se nos está contando en la superficie, podremos encontrar algunas actitudes de la naturaleza humana que nos resulten interesantes... Probablemente sea una de las películas más entretenidas e ingeniosas de este último año, ¡disfrutarla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of