13 feb. 2013

10 películas para ver en San Valentín



Mañana es San Valentín, el día de los enamorados por excelencia en el cual los corazones, las flores, las tarjetas de felicitación y las cursilerías varias son las protagonistas absolutas tanto de escaparates de tiendas como de la jornada en general. Si no tenéis con quién pasar este día o si no queréis celebrarlo con los típicos planes de pareja como cena romántica, baile, etc. os proponemos una lista de películas para que el sofá y la manta sean vuestros mejores aliados. ¡Aviso! si sois sensibles, quizá no os vendría mal tener pañuelos desechables a mano.

Posdata: Te quiero (P.S. I love you)

Basada en la novela homónima de Cecelia Ahern, Posdata: Te quiero se centra en la vida de Holly (Hilary Swank) que se vuelve del revés cuando Gerry (Gerard Butler), su marido, fallece por culpa de una enfermedad. Incapaz de salir adelante por sí misma, su madre y sus amigos intentan animarla sin éxito hasta que, un día, después de su 30 cumpleaños, Holly recibe una carta de Gerry animándola a salir, a divertirse, a seguir adelante. A partir de entonces, cada mes recibirá una nueva misiva firmada con un "Posdata: Te quiero" que le devolverá las ganas de vivir.





Como agua para chocolate

Esta historia de amor y gastronomía se ambienta en el México de principios del siglo XX. Dos jóvenes locamente enamorados, Tita (Lumi Cavazos) y Pedro (Marco Leonardi), tienen que renunciar a su amor porque Mamá Elena (Regina Torne) decide que Tita, por ser la menor de sus hijas, debe quedarse soltera para cuidarla en su vejez. Entre los olores y sabores de la cocina tradicional mexicana, Tita sufrirá durante muchos años por un amor que perdurará más allá del tiempo.






El diario de Noa (The Notebook)

En una residencia de ancianos, un hombre (James Garner) lee a una mujer (Gena Rowlands) una historia de amor escrita en su viejo cuaderno de notas. Es la historia de Noah Calhoun (Ryan Gosling) y Allie Nelson (Rachel McAdams), dos jóvenes adolescentes de Carolina del Norte que, a pesar de vivir en dos ambientes sociales muy diferentes, se enamoraron profundamente y pasaron juntos un verano inolvidable, antes de ser separados, primero por sus padres, y más tarde por la guerra.





Love Actually

La odiarás o la amarás, pero Love Actually es una de las comedias románticas imprescindibles para pasar el día de San Valentín. En Londres, poco antes de las Navidades, se entrelazan una serie de historias divertidas y conmovedoras. "Love, Actually" es una manera abreviada de decir “Love Actually Is All Around” y éste es precisamente el argumento de la película: mires a donde mires, encontrarás el amor en todas partes. Todos los personajes, cada uno a su manera (un primer ministro, una vieja estrella del rock, una asistenta portuguesa que sólo habla su idioma), están relacionados con los aspectos más divertidos, tristes, ingenuos y estúpidos del amor.


Una de las comedias románticas más famosas de todos los tiempos no podía faltar en esta lista. Edward Lewis (Richard Gere), un apuesto y rico hombre de negocios, contrata a una prostituta, Vivian Ward (Julia Roberts), durante un viaje a Los Angeles. Tras pasar con ella la primera noche, Edward le ofrece dinero a Vivian para que pase con él toda la semana y le acompañe a diversos actos sociales.






Titanic

En 1997 James Cameron logró que medio mundo se emocionase con su película, no sólo por el hundimiento del Titanic, sino por la corta pero intensa historia de amor de sus protagonistas. Jack (DiCaprio), un joven artista, gana en una partida de cartas un pasaje para viajar a América en el Titanic, el trasatlántico más grande y seguro jamás construido. A bordo conoce a Rose (Kate Winslet), una joven de una buena familia venida a menos que va a contraer un matrimonio de conveniencia con Cal (Billy Zane), un millonario engreído a quien sólo interesa el prestigioso apellido de su prometida. Jack y Rose se enamoran, pero el prometido y la madre de ella ponen todo tipo de trabas a su relación. Mientras, el gigantesco y lujoso trasatlántico se aproxima hacia un inmenso iceberg.

Lucía y el sexo

El erotismo también es importante, por eso hemos querido incluir esta producción española en nuestra lista. Lucía es una joven que trabaja como camarera en el centro de Madrid. Tras la misteriosa desaparición de su novio Lorenzo, un escritor, decide marcharse a la tranquila isla de Formentera. La libertad que siente allí la lleva a enfrentarse a los aspectos más oscuros de su pasada relación, como si se tratara de una novela.






¡Olvídate de mí! (Eternal Sunshine of the Spotless Mind)

Joel (Jim Carrey) recibe un terrible golpe cuando descubre que su novia Clementine (Kate Winslet) ha hecho que borren de su memoria todos los recuerdos de su tormentosa relación. Desesperado, se pone en contacto con el creador del proceso, el Dr. Howard Mierzwiak, para que borre a Clementine de su memoria. Pero cuando los recuerdos de Joel empiezan a desaparecer de pronto redescubre su amor por ella y, desde lo más profundo de su cerebro, intentará parar el proceso.





500 días juntos (500 Days of Summer)

Y como no todos los romances acaban bien, os pronemos la historia de Tom, un chico que aún sigue creyendo, incluso en este cínico mundo moderno, en la noción de un amor transformador, predestinado por el cosmos y que golpea como un rayo sólo una vez. Summer no cree lo mismo, para nada. La mecha se enciende desde el primer día, cuando Tom, un arquitecto en ciernes convertido en un sensiblero escritor de tarjetas de felicitación, se encuentra con Summer, la bella y fresca nueva secretaria de su jefe. Aunque aparentemente está fuera de su alcance, Tom pronto descubre que tienen un montón de cosas en común. La historia de Tom y Summer cubre desde el enamor8amiento, las citas y el sexo hasta la separación, las recriminaciones y la redención, todo lo cual se suma al caleidoscópico retrato del por qué y el cómo seguimos esforzándonos de modo tan risible y rastrero para encontrar sentido al amor y esperar convertirlo en realidad.

Tres metros sobre el cielo

En este caso, la historia de los protagonistas tampoco acaba muy bien, pero la adaptación cinematográfica española de la novela de Federico Moccia es un canto al amor juvenil. En Barcelona, dos jóvenes que pertenecen a mundos opuestos se conocen. Ella, la dulce Babi (María Valverde), es una chica de clase alta que vive en un entorno tan protegido como poco excitante. Él, Hugo (Mario Casas), conocido como el duro "H", es un chico impulsivo e irresponsable, aficionado a las peleas y a las carreras ilegales de motos. Esta es la crónica de un amor inicialmente imposible que arrastrará a ambos a un frenético viaje a través del cual descubrirán el amor.

1 comentario:

  1. Me quedo sin duda con love actually y post data te quiero. buen plan!

    ResponderEliminar

Otras entradas de Revista Making Of