26 may. 2013

'Contact': La eterna pregunta de si estamos solos en el universo


El director Robert Zemeckis, autor de la trilogía de 'Regreso al futuro', dio otra vuelta de tuerca a los viajes temporales en 1997 añadiendo también un trayecto interespacial que albergara la posibilidad de contacto con otro mundo inteligente. La película, protagonizada por la actriz californiana Judie Foster (Mejor Actriz en los Oscar de 1991, por 'El silencio de los corderos'), resultó ser más plausible al ser una adaptación cinematográfica de la única novela que escribió Carl Sagan, un astrónomo, astrofísico, cosmólogo y divulgador científico estadounidense que intentó llevar al papel como sería mantener una comunicación con una civilización remota del inmenso universo que nos rodea, si de verdad se alcanzase esa realidad.

La ciencia a ficción en ocasiones se ha convertido en realidad, como es el caso del 'Viaje a la luna', de Georges Meliès o '20.000 leguas de viaje submarino', de Julio Verne. Autores que posteriormente se les ha tildado acertadamente de visionarios. La capacidad que tiene el hombre de imaginar y hacer posible sus sueños, no sin largas investigaciones y vidas dedicadas enteramente a estos quehaceres, son los que dan rienda suelta a dar un voto de confianza en la ciencia y en la posibilidad, aunque esta sea remota, de que allá arriba, en algún lugar de entre todas las estrellas brillantes que hay en el firmamento, exista algo parecido a lo que tenemos nosotros. 

A la eterna pregunta de si estamos solos se le añade otra, ¿qué hay detrás de la muerte?, y esta es la que realmente quiere contestar la protagonista de esta historia, que perdió a sus progenitores cuando aún era una chiquilla y que desea más que nada en el mundo volver a verles. Así pues se aferra a su faceta científica, habiendo perdido toda fe por su situación de desamparo. Por ello, Ellie Arroway (Jodie Foster) está inmersa en la búsqueda de inteligencia extraterrestre en el SETI (Search Extraterrestrial Intelligence), una investigación que para otros, resulta ser poco productiva e innecesaria. 

Finalmente, el trabajo de Ellie da sus frutos y se detecta un mensaje extraterrestre cifrado en una secuencia de números primos proveniente de una estrella lejana llamada Vega. Cuando consiguen saber qué significa se dan cuenta que es un esquema para construir una nave que les lleve junto a ellos. El problema surge cuando tienen que elegir al único pasajero de la "nave". Aunque Ellie no es la afortunada, finalmente acaba siendo ella quien realizará el viaje, ya que habían construido dos naves y la primera fue destruida por un fanático religioso cuando iba a comenzar el despegue.

Aunque parece que el artefacto no se ha movido del sitio, Ellie ha mantenido contacto con un ser que tenía la misma imagen que su padre, después de viajar a través de agujeros de gusano y múltiples estrellas. La única prueba será el número de horas que su videocámara ha grabado, porque para el resto solo habrán pasado varios segundos. Ella será la única que sabrá la verdad y conseguirá salvar su proyecto gracias a una subvención del Estado.

Por la originalidad, su intento de realismo científico, por marcar un antes y un después en la ciencia ficción y dejarnos soñar, esta película se ha ganado ser también nuestro Hito del Cine. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Otras entradas de Revista Making Of