11 may. 2013

'Un amor entre dos mundos', la vieja historia entre ricos y pobres en un entorno de fantasía


"Las mujeres son de Venus y los hombres de Marte". Tan manida frase parece tomar forma de alguna manera en este filme y contrariamente demuestra que no son tan diferentes. Se complementan. Un mundo rico y desarrollado se contrapone a otro pobre y subdesarrollado. La gravedad les mantiene separados. Los del rico no quieren dejar acceso a los del pobre, los infravaloran y les mantienen alejados de las comodidades que ellos, visionarios de las más potentes técnicas, han conseguido. Idea que, por desgracia, puede extrapolarse al mundo actual.

Sin embargo, ambos mundos se necesitan. Los de abajo (pobres) se calientan con materiales del mundo superior y, a su vez, los otros descubren técnicas gracias a los primeros. Caos y destrucción, frente a orden y tranquilidad. Aún así, un niño y una niña desafían las normas establecidas y consiguen ser amigos gracias a un punto de encuentro entre el mundo de arriba y el de abajo, una montaña. Allí, en contra de todo pronóstico, se enamoran y aunque viven una separación traumática, él nunca consigue olvidarla. Será desdichado hasta su futuro encuentro. Ella, en cambio, sufrirá una amnesia de la que solo él tiene la "llave".  

La historia de amor cambiará el rumbo de la vida de los dos mundos y el entendimiento entre ambos será el futuro esperanzador de las dos especies humanas. ¿Encontrarán el equilibrio?. Los actores Kirsten Dunst (Eden) y  Jim Sturgess (Adam) despiertan la curiosidad del público, aunque la trama podría haber tratado de desarrollar mejor los acontecimientos, ya que en algunas ocasiones se queda demasiado en lo superficial. Definitivamente una idea extraordinaria que sorprende pero que no llega a culminar en su totalidad.

Nota Making Of: 7

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Otras entradas de Revista Making Of